Punch Club

Punch Club

El juego para los fans de Rocky

¿Naciste en los 80 o en los 90? ¿Adoras las películas de boxeo y de artes marciales como Rocky? Punch Club es tu juego, una gran delicia que solo pierde fuelle hacia el final de la aventura. Ver descripción completa

PROS

  • Adictivo y emocionante
  • Muy Rocky todo
  • Una gran banda sonora

CONTRAS

  • El grindeo final

Muy bueno
8

¿Naciste en los 80 o en los 90? ¿Adoras las películas de boxeo y de artes marciales como Rocky? Punch Club es tu juego, una gran delicia que solo pierde fuelle hacia el final de la aventura.

¿Serás un maestro del boxeo, de las artes marciales o del kung fu?

Punch Club es un juego de gestión de boxeo / artes marciales / kung fu. El padre del protagonista ha sido brutalmente asesinado y tu misión será asegurarte de que el héroe se entrena, coma adecuadamente y venza a sus rivales. Tu objetivo es adentrarte en el mítico Club del Puño para descubrir quién ha matado a tu padre.

Punch Club acierta con la fórmula “sencillo de aprender, adictivo de dominar”. Tienes que gestionar la salud, hambre, sueño y estado de ánimo y evolucionar al protagonista con los atributos de la fuerza, la agilidad y la resistencia. Deberás administrar eficientemente tus recursos y tu dinero para crear planes de entrenamiento que mejoren a la joven promesa.

Gran parte del juego tiene lugar en las batallas. No controlarás al protagonista directamente sino que este actuará automáticamente según sus estadísticas y habilidades (tienes tres estilos en total). Lejos de aburrirte viendo los combates en lugar de participar en ellos, sentirás la emoción y el estrés de un entrenador que ha apostado todas las cartas en este chico prometedor y teme que en cualquier momento todos sus esfuerzos se evaporen. Cuando ganáis, especialmente tras superar los tutoriales, sentirás que ambos sois imparables. 

El gran PERO de Punch Club

Los gráficos de Punch Club son geniales y los sprites están muy bien animados. La banda sonora, inspirada en Rocky, es de lo más acertada. En este sentido siempre que entres en una zona nueva, tendrás muchas ganas de explorar a fondo en busca de referencias a la cultura pop.

El gran problema de Punch Club es que para acabarlo debes grindear un montón. Cuando llegues a su parte final, te puedes pasar el 90% del tiempo entrenando. El juego necesita urgentemente una forma de acelerar el entrenamiento llegados a este punto, porque lo que empieza siendo un deleite acaba tornándose un trabajo.

Una retro-experiencia única

A parte de su grindeo final, Punch Club es una experiencia única y apasionante. Una vez más, el panorama indie demuestra que cuando más concreto seas y más pasión le pongas a tu idea, mejor nos los pasaremos los jugadores. Pruébalo, y al cabo de una hora te preguntarás “¿por qué diantres alguien no había hecho un retro-simulador de boxeo hasta ahora, maldita sea?”.

Punch Club

Descargar

Punch Club